Inicio DESTACADOS Rescinde UNAM contrato a Martha Rodríguez, asesora de ministra Esquivel

Rescinde UNAM contrato a Martha Rodríguez, asesora de ministra Esquivel

0

Ciudad de México. La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) anunció hoy que despidió a la profesora Martha Rodríguez Ortiz, quien asesoró las tesis de licenciatura de la ministra Yasmín Esquivel y el abogado Edgar Ulises Báez Gutiérrez, luego de que la Facultad de Estudios Superiores (FES) Aragón confirmara en días recientes que la funcionaria había plagiado dicho trabajo.

En tanto, un grupo de consejeros universitarios y de egresados de la UNAM le envió este miércoles una carta al Consejo Universitario (CU) para exigir que “se retire el título de licenciada en Derecho que se obtuvo de manera delictiva a Yasmín Esquivel, se investigue a todas las personas que intervinieron en este hecho y se les apliquen las sanciones universitarias correspondientes”.

“Faltas de probidad y honradez”

La máxima casa de estudios indicó este miércoles en un comunicado que “por haber incurrido en causas graves de responsabilidad, así como en faltas de probidad y honradez en el desempeño de sus labores como académica y directora de tesis profesionales, la UNAM resolvió rescindir el Contrato Individual de Trabajo de la profesora Martha Rodríguez Ortiz”.

“Con la notificación oficial, emitida con fecha 17 de enero de 2023, quedan totalmente suspendidos la relación de trabajo de la profesora Rodríguez Ortiz con cualquier entidad académica de la Universidad Nacional, así como el pago de sus salarios”, añadió.

La UNAM explicó que “lo anterior se determinó luego de que fueran debidamente evaluados y analizados todos los elementos que integran el Procedimiento de Investigación Administrativa, los cuales confirman que la profesora cometió conductas contrarias a los propósitos y fines que persigue esta casa de estudios, y considerando la confesión expresa de la directora de tesis de haber compartido y proporcionado el proyecto de tesis de un alumno a otro”.

En su comunicado, la Universidad recalcó que “actúa en apego a la normativa universitaria; ha adoptado medidas preventivas adicionales para evitar la repetición de hechos como el referido, y continuará fomentando valores éticos, de responsabilidad y honorabilidad entre los integrantes de su comunidad”.

“La UNAM sí puede quitar el título”: consejeros y académicos

Mientras tanto, este mismo miércoles un grupo de académicos universitarios le envió al Consejo Universitario de la UNAM una carta mediante la cual exigió que la casa de estudios le retire el título a Esquivel, luego de considerar que son “falsos” los argumentos según los cuales la Universidad no tiene en este momento los recursos jurídicos para emprender dicha acción.

En la misiva, las 33 personas firmantes –entre ellas algunos consejeros universitarios, profesores y egresados de la UNAM—subrayaron la importancia de la autonomía de la institución, la cual le otorga la capacidad de gobernarse a sí misma.

En ese marco, destacaron que “ha sido notorio cómo la actual administración federal ha pretendido eliminar este principio”, como lo demostraría la iniciativa presentada el año pasado ante la Cámara de Diputados para modificar la Ley Orgánica de la UNAM, y cómo el rector Enrique Graue logró echar atrás “este intento de intromisión”.

Tras dar ese contexto, los académicos subrayaron que Esquivel no habría cumplido con los requisitos básicos de la titulación, pues “no elaboró la tesis, la plagió, como ya han determinado nuestras autoridades.

“Por tanto, no sólo incumplió con los requisitos esenciales para su titulación, sino que cometió un delito que había quedado oculto hasta ahora por la conjunción de diversas voluntades que habría que investigar también”.

Aunque saludaron el hecho de que Graue haya confirmado el plagio, lamentaron que “de forma inexplicable” el abogado general de la Universidad, Alfredo Sánchez Castañeda, haya afirmado que la institución “no cuenta con los mecanismos necesarios para anular un título obtenido de manera fraudulenta”.

Los firmantes recalcaron que el plagio “es un problema de graves consecuencias”, sancionado por diversas leyes nacionales y tratados internacionales, por lo que aunque el caso de Esquivel ya pudo haber prescrito, “sus consecuencias son tales que no es explicable que nuestra máxima casa de estudios renuncia a su autonomía para decidir sobre los efectos legales y sociales de un hecho de esta naturaleza”.

Tras cuestionar si lo que se quiere difundir es “la cultura de la ilegalidad” al “no hacerse cargo de la situación”, los académicos y egresados se dijeron convencidos de que la Comisión de Honor y Justicia del CU debe intervenir y aplicar la sanción de invalidación del título que ostenta la ex alumna Yasmín Esquivel Mossa, que fue obtenido de manera fraudulenta”.

No hacerlo, alertaron, “pone en riesgo la credibilidad de todos los títulos emitidos por nuestra Alma Máter, que podrán ser objeto de duda y especulación. Exigimos que se retire el título que se obtuvo de manera delictiva a la señora Yasmín Esquivel, se investigue a todas las personas que intervinieron en este hecho y se le apliquen las sanciones universitarias correspondientes”.

Entre los firmantes de la carta se encuentran los consejeros universitarios Gabriela Delgado Ballesteros, Enrique Ruiz Velazco Sánchez y Rosaura Martínez Ruiz.

Artículo anteriorPresenta Mariana Benítez iniciativa para crear una protección a menores cuando son sustraídos por el padre
Artículo siguienteNombra Gobernador del Estado a Rectora Interina del Suneo