Inicio ESPECTÁCULOS “Mirmidón”, un cortometraje que nos impele a percibir con los cinco sentidos

“Mirmidón”, un cortometraje que nos impele a percibir con los cinco sentidos

0

“Tumbado en la cama, las veo subir y bajar por las paredes. Salen en tromba de la grieta por donde asoma y cuelga el cable de la lámpara. Trepan por las sábanas. Mordisquean el colchón. Escucho millares de patas (sucias y articuladas) acercándose. Se me suben por las piernas. Se introducen en mis orejas. Trato de levantarme. ¡Huir! Tengo que salir de este cuarto”. 

“Enjambre”, de Fiebre onírica (2012), Álvaro Sarró. 

Mirmidón es la historia de un hombre solitario que, presa del delirium tremens, decide acabar con una grave amenaza para la supervivencia del ser humano. Encuadrada dentro del género ‘suspense’, es una obra que nos impele a percibir con los cinco sentidos. Se trata de un puzzle visual crudo, con varios niveles de lectura, ambiente inmersivo, y tintes de surrealismo, psicodelia, subliminalidad y misterio. 

Con referencias a Stanley Kubrick, Iván Zulueta, David Lynch, Kenneth Anger, Jan Švankmajer, Oliver Stone, Godfrey Reggio, o Andrei Tarkovski, entre otros, Mirmidón está basado en el cuento  “Enjambre”, del recopilatorio Fiebre onírica, del director y guionista Álvaro Sarró.  

Estamos ante el decimoctavo cortometraje de Álvaro, miembro del colectivo audiovisual Dupla Takes, que desde su primera obra, Rapiña (2012), no ha cesado de contar historias en este formato. La larga trayectoria de esta pequeña productora, con más de nueve años de experiencia en el mundo audiovisual, destaca por haber conseguido retratar sus historias subrayando un estilo propio que se ha cultivado con cariño y mucha dedicación, y ha evolucionado pese a la falta de medios y escasa financiación. El colectivo, decidido a formar parte de la nueva generación de cineastas españoles, tiene en marcha otros proyectos, entre los que destaca el guión del largometraje Pellet

El corto, que tiene una duración de 14 minutos, cuenta con la interpretación de David Salinas y Aldara Fernández, y con la voz de Arantxa Jiménez. El equipo técnico durante el rodaje, formado en su mayoría por antiguos alumnos de la Escuela de cine Metrópolis c.e., tuvo a Cristian Ximenes como director de fotografía, Hadriana Casla como directora de arte, Pablo Silva como jefe de producción, y Marcelo Moreno como ayudante de dirección. Además, Sergio Orbaneja fue el operador cámara, Guzmán García estuvo al tanto del sonido directo, y Julia Rojo del maquillaje. En la fase de posproducción han intervenido William Simpson, autor de la banda sonora original, y Álvaro Sarró, encargado del montaje, diseño sonoro y etalonaje. 

Artículo anteriorPaco Morales: La cultura nos abre la mente y nos abre el alma. ¡Hay que ir al teatro!
Artículo siguienteErnesto Zedillo, expresidente de México, es directivo de Citigroup