Inicio LOCAL ‘Y nos dieron las once, las doce y la una también’.

‘Y nos dieron las once, las doce y la una también’.

0

Daniel E. López López (DanyBoy)

Vestidos y alborotados quedaron todos los asistentes que esperaban ver al Gobernador oaxaqueño Mtro. Alejandro Murat Hinojosa en la inauguración de una empacadora de mangos y limones que forma parte del agroparque en su primera etapa ubicada en el polígono de la colonia San Juan Pishishi de Salina Cruz.

Este evento sería una de las últimas giras del gobernador a nuestra región antes de concluir su mandato. Sin embargo, literalmente ‘nos dieron las diez y las once, las doce y la una también’, hasta que nos notificaron que al gobernador no podría asistir.

La gorrita está de moda…

No me refiero al café ni a las galletas que colocaron en la mesa de refrigerio para los asistentes y a la que le entramos ‘sin vergüenza’ alguna, sino a algunos funcionarios y políticos que empiezan a usar las ‘gorras’ o ‘cachuchas’ muy al estilo del futuro flamante Secretario de Administración del estado, Ing. Antonino Morales Toledo, más conocido como ‘Nino’. Sin lugar a dudas, la gorrita será parte del ‘outfit’ en la ‘primavera oaxaqueña’ que se avecina.

Dónde quedó la ‘bolita’…

Observábamos a un grupo de distinguidos personajes de la región que conversaban al interior de la planta empacadora por inaugurarse. En eso pasó un montacargas que llevaba algunas rejas de limones que serían exhibidas como muestras en el evento.

Sorprendentemente y con una habilidad que envidiaría cualquier organizador del juego ‘dónde quedó la bolita’, una mano sustrajo, mermó o sacó un limón de las rejas que iban pasando.

El grupito de personalidades observó el limón con detenimiento. Seguramente querían saber la calidad, el tamaño y la textura de los frutos que procesará la futura empacadora y despulpadora instalada en nuestra región istmeña.

Enhorabuena!

Artículo anteriorGobierno de Alejandro Murat; impulsor del fortalecimiento de la cadena productiva del Mezcal
Artículo siguienteRespeto a los derechos humanos y el diálogo como única vía para dirimir conflictos, compromisos de la Cuarta Transformación en Oaxaca