Imprimir esta página
Viernes, 15 Enero 2021 19:08

Expediente Cienfuegos: ex secretario no era objetivo de la DEA; se le acusó tras interceptar mensajes de 'El H2' y 'El H9'

Escrito por Milenio

De acuerdo con el expediente, Cienfuegos Zepeda fue acusado en Estados Unidos por delitos relacionados con narcotráfico, sin embargo, él nunca fue el objetivo central de una investigación.

Salvador Cienfuegos, ex secretario de Defensa Nacional, no era el objetivo principal de la agencia de Administración de Control Antidrogas (DEA) hasta que descubrió presuntamente el envío de mensajes entre El H2 y El H9, según reveló el expediente difundido por la Secretaría de Relaciones Exteriores.

"A través de redes sociales, la Secretaría de Relaciones Exteriores compartió el expediente del caso de Salvador Cienfuegos, el cual consta de 751 páginas y que tiene la leyenda "distribuido por orden judicial y no distribuir".

"En cumplimiento de la instrucción presidencial de este 15 de enero, se hace del conocimiento público la información sobre el caso del General retirado Salvador Cienfuegos Zepeda", informó la cancillería.El expediente fue compartido, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador pidiera al canciller Marcelo Ebrard hacer público el documento del caso del ex secretario de Defensa Nacional, quien fue exonerado ayer por la FGR.

En una carta dirigida al canciller Ebrard y firmada el 29 de octubre de 2020, Timothy J.Shea, administrador interino de la DEA, dice que afirma que "entre tanto que Cienfuegos Zepeda ha sido acusado en los Estados Unidos por unos delitos relacionados con narcotráfico, él nunca fue el objetivo central de una investigación de la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés)".

"La DEA descubrió información que reflejaba su actividad delictiva durante el curso de unas investigaciones independientes de gran relevancia y, al final, se obtuvieron las pruebas que condujeron a la acusación que se ha presentado en su contra". 

Afirma que la DEA nunca tuvo como objetivo directo a ningún funcionario de México y que tampoco vigiló o investigó las actividades de Salvador Cienfuegos ni influyó en la decisión de viajar a Estados Unidos, lo que condujo a su detención.

Detalla que, en 2013, la DEA inició una investigación, la cual tenía como objetivo a narcotraficantes que distribuían heroína en Las Vegas, Nevada, quienes, se creía, eran abastecidos por Juan Francisco Patrón Sánchez, El H2, líder del cártel de los Beltrán Leyva, y quien fue abatido por la Marina en México.

"La investigación se basó en unas intercepciones electrónicas, autorizadas previamente por una corte estadunidense, a unos dispositivos de comunicación utilizados por los distribuidores de Las Vegas"

Según la carta, el objetivo principal de las investigaciones de la DEA era Daniel Isaac Silva Gárate, El H9, a quien se le interceptaron "dispositivos de comunicaciones y aplicaciones".

Aclara que "no hubo intercepciones electrónicas hechas en territorio nacional mexicano".

"La DEA no investigó a Cienfuegos Zepeda como un objetivo principal y tampoco interceptó directamente sus comunicaciones. Él fue acusado como un coconspirador después de haber sido identificado personalmente en las pruebas interceptadas que se desarrollaron en contra de Silva Gárate y Patrón Sánchez."

Detalla que las pruebas sobre Patrón Sánchez incluían unas referencias a Cienfuegos Zepeda como Padrino y Zepeda y consistieron en unas capturas de pantalla de unos mensajes que el ex secretario de la Defensa Nacional intercambió con una persona de nombre "Silva Gárate".

Según la DEA, estas intercepciones de las comunicaciones también revelaron que Cienfuegos restringía los operativos militares en Nayarit para proteger las operaciones de El H2.

En junio de 2019, la investigación de la DEA fue presentada ante un juez federal del Distrito Este de Nueva York, que acusó al general Cienfuegos el 14 de agosto de 2019 de participar en un plan de importación y tráfico de drogas con el cártel de los Beltrán Leyva.

"Esta investigación reveló que mientras Cienfuegos Zepeda ostentaba el cargo de Secretario de Defensa Nacional, él ayudó a la organización de tráfico de drogas de Patrón Sánchez a fomentar sus acciones violentas e ilegales"
"Las pruebas acreditarán que él (Salvador Cienfuegos) recibió sobornos de la organización Patrón Sánchez a cambio de protección, brindó rutas seguras para el paso de las drogas y armas a la Ciudad de México y dio información sobre los operativos militares y policiacos en México.
"Las pruebas recabadas en los Estados Unidos consisten principalmente en unas comunicaciones interceptadas, en decomisos físicos de drogas y en testigos cooperantes, quienes dieron detalles sobre las actividades ilícitas de la organización de tráfico de drogas de Patrón Sánchez".

Al final de la carta, se señala que se anexan las pruebas claves que fueron usadas para acusar a Cienfuegos Zepeda.

"Seguimos evaluando las pruebas en virtud de que podrían estar relacionadas con otras personas también y con gusto haremos las consultas pertinentes al gobierno de México "

"En caso de que el gobierno de México tenga interés en utilizar estas pruebas para los fines legales que se requieran, estoy en la mejor disposición de hacer llegar una solicitud, de conformidad con el Tratado de Asistencia Legal Mutua en Materia Penal a las autoridades correspondientes del Departamento de Justicia".