No hay un gallo

Poco a poco comienzan a moverse los diferentes actores políticos que pretenden llegar a la gubernatura del estado en el próximo sexenio, muchos quieren llegar al poder, pero pocos tendrán oportunidad de contender y de ellos, sus mañas, vicios, poses demagógicas y el pasado que cargan, les pesara tanto a la hora de la elección que de nueva cuenta puede haber sorpresas.

Todos en Morena saben que el senador Salomón Jara a toda costa pretende llegar a la gubernatura de Oaxaca, sabe que es la única oportunidad que tiene y esta jugando todas sus cartas para lograr colarse en el animo del electorado, sin embargo tiene mucho lastre que le pesa, tiene muchas impugnaciones de sus mismos compañeros de Morena y serán ellos los que le impidan hacer un trabajo proselitista adecuado.

Hoy quiero enfatizar en un junior, que sin militancia partidista dentro del Verde ecologista, llego a la senaduría por Oaxaca, pasando por encima de candidatos con verdadera militancia dentro de ese partido, con verdadero trabajo político, con arraigo entre las bases, me refiero a Raúl Bolaños, su único merito es ser hijo de un excelente político de carrera y solo eso le basto para ser candidato.

El jovenzuelo Raúl Bolaños, lleva una vida de junior, a el no le importa el trabajo legislativo, solo esta de adorno en el Senado, como muchos mas que están ahí sin hacer nada, este muchachón se la pasa de fiesta en fiesta, disfrutando la buena vida y los placeres que da el poder, los lujos que se puede dar un senador de la republica, por lo mismo no pude hablar ni decir nada del trabajo legislativo pues es nulo, solo esta al servicio de lo que digan sus compañeros de Morena a quienes en verdad sirve.

Cada que esta en Oaxaca, su aliento alcohólico demuestra que anda en la fiesta y la bola de chamaquitos que le rodean y que le hacen la caravana, lo endiosan al grado de que ya le dicen el futuro gobernador, pero hablando claro, quien en su sano juicio se atrevería a votar un muchachón desorientado que no le hace caso a nadie y que piensa que tiene el mundo a sus pies y que todos le deben rendir honores.

Si ese es el candidato con el que el PRI, llegado el momento, se presenta a la elección para gobernador, desde ahora podemos predecir la espantosa derrota, quien va a votar por un chamaco que lo único que quiere es fiesta, un tipo que jamás supo lo que es comer frijoles pues todo le ha dado papi, alguien que dice que recorrió el estado, pero lo hizo a bordo de lujosas camionetas, rodeado de sus chamaquitos que le hacen la caravana.

En los distintos pueblos de Oaxaca se preguntan ¿dónde anda el chamacon que hace tres años andaba pidiendo el voto y que prometió apoyos para medio mundo? y muchos responden diciendo ya no tarda en regresar para volver a engañar a los oaxaqueños, pidiendo el voto para que los pueda gobernar, pero amarga será su sorpresa.

La verdad los tiempos cambiaron y aunque ahora el senador Raúl Bolaños, obedece mas a los dirigentes nacionales de Morena que a los del PRI o del Verde ecologista, lo cierto es que en ningún instituto político lo quieren y en Oaxaca ni se diga, no quieren saber nada de el, aunque el joven Bolaños anda diciendo por todos lados que en nuestra entidad lo quieren.........si seguramente, pero lo quieren lejos de Oaxaca....búsqueme en tuiter en@visionpolitica7.