Eólicas: Entre consultas y chantaje (I)

1).- Un largo suplicio

Oaxaca aporta cerca del 62% de la energía eólica que se produce en el país. Ya se genera en otras entidades. Pero invertir en Oaxaca es un infierno. “Mareña Renovables” que hace años se instalaría en San Dionisio del Mar, fracasó. La empresa fue liquidada. “Eólica del Sur” opera, luego de tres años de consultas, chantaje y extorsión. La mayoría de los 28 parques que operan han pasado por un infierno similar. Han caminado entre amparos, presiones e injerencia de derechos humanos y organizaciones no gubernamentales. Aunque –extraño pero cierto- no la oposición de los propietarios de los predios. Es decir, son grupos minoritarios con intereses muy definidos. Es el caso de Unión Hidalgo. No más de 15 personas se oponen al proyecto “Gunaa Sicaru”. Como decía Zygmunt Bauman, al referirse al Ágora de los griegos: el oikos, intereses privados, se traslapan con la ekklesía, el interés público. (Daños colaterales, FCE, México, 2015, p. 20). Pero aquí, a trancas y barrancas, predominan los primeros, con intereses oscuros y bajo sospecha.

2).- Una historia de violencia

El 28 de octubre de 2011, siendo agente municipal de la Venta, Ventura Ordaz Santiago, un grupo de activistas opositores a la construcción de la primera etapa del Parque Eólico “Piedra Larga”, de Desarrollos Eólicos Mexicanos (Demex), encabezados por Bettina Cruz Velázquez y su marido, Rodrigo Flores Peñaloza, líderes del membrete: “Asamblea de Pueblos Indígenas en Defensa del Territorio” y Juan Regalado Martínez, su esposa, Guadalupe Ramírez Castellanos y Gustavo Martínez López, llamándose “Comité de Resistencia por la Defensa de la Tierra y Territorio de Unión Hidalgo”, bloqueron la carretera 190. La idea era evitar el movimiento de camiones materialistas contratados para el proyecto. No obstante la labor de convencimiento de autoridades y pobladores, los activistas se negaron abrir la vía. Hubo un zafarrancho y una persona muerta: Reynaldo Ordaz Velázquez originario de la Venta y sobrino de Ventura Ordaz.

3).- El escudo: las medidas cautelares

Para zafarse de la acción de la ley, ipso facto los activistas señalados solicitaron medidas cautelares de diversos organismos internacionales, nacionales y locales, de las que gozan actualmente. Luego vendría una cadena de crímenes abominables, en el traslape de anti-eólicos y grupos criminales. Ventura Ordaz

fue puesto en la mira. El 20 de enero de 2019, en La Venta, sobre la carretera que conduce a Unión Hidalgo, se reportó una masacre perpetrada por un grupo armado: dos varones y cuatro mujeres perdieron la vida, además de al menos tres heridos. Las víctimas: Melisa Gutiérrez Felipe de 22 años; Mileydi García Carrasco; Berenice Morales López de 29 años; Lucía Moya Antonio de 25 años; Luis González Ordaz de 40 años y Aquileo Jiménez Ordaz de 61 años y entre los heridos, Maximino Marcos Santiago y un adolecente. El ataque iba dirigido a Ventura, pero la libró. Sólo murió su sobrino: Luis. El primero de tres. Otro dos ya fueron ejecutados.

4).- ONGs y Derechos Humanos: Injerencia perniciosa

Los falsos defensores de los derechos humanos, de la cultura y el territorio, “comité de resistencia” y “asamblea de comuneros”, puros membretes, han recurrido a diversas argucias legales. Todas han fracasado. El Tribunal Unitario Agrario Núm. 22, con sede en Tuxtepec, desestimó los alegatos de Óscar Marín Gómez y Manuel de la Cruz de la Cruz, quienes se ostentaban como “Representantes de Bienes Comunales”, dado que dicha figura no existe. (Expediente 2216/2017, del 6 de octubre de 2017). El Registro Agrario Nacional, en oficio SR´CC´540/2019D/002373 del 9 de abril de 2019, dirigido al Subsecretario de Energías de la SEMAEDESO, afirmó que tampoco existe documentación alguna que reconozca a Unión Hidalgo en el régimen de propiedad comunal o ejidal. El argumento pues de que se trata de bienes comunales es una farsa. En donde los farsantes han encontrado eco es en organismos como la Organización Mundial contra la Tortura (OMCT) –que nada tiene que ver en el diferendo- y la Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH), para victimizarse –algo tan común en nuestro medio- y justificar sus acciones, incluso, criminales. (Continuará…)

BREVES DE LA GRILLA LOCAL:

--- Hay razón de que al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, la educación pública y el mejoramiento de la misma, le valga un soberano cacahuate. Él mismo fue “víctima” de ese sistema viciado. Se inscribió en 1973 en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (Fcpys) de la UNAM y se recibió como Licenciado en Ciencia Política y Administración Pública en 1987. Catorce años en una carrera de sólo nueve semestres. Hoy entiendo el por qué de las complicidades con la CNTE. Fin de la historia. Consulte nuestra página: www.oaxpress.info y www.facebook.com/oaxpress.oficial Twitter: @nathanoax