APUNTES DE LEXICOLOGÍA DE DON SALIMOY (+)

*Importante recordatorio de algunos detalles lingüísticos del Español bien hablado”

En la introducción de su obra principal, el lexicólogo oaxaqueño, Profr. Fernando Valle Ferado (qepd.) apuntó: “…Son muchos los años que he pasado buscando, investigando, copiando, deduciendo y este libro es el resultado. Pude parecer de poco mérito copiar lo que otros nos han legado, pero no crea usted que se trata de “fusilar” solamente. Para un lexicólogo como su servidor no se trata de ello. Es investigar si realmente es vigente o ya pertenece al arcaísmo. Crea usted que lo que se ha escrito en los últimos veinte años, no es lo que no podría imaginar. ¿Cuál será el problema?, el principal es el poco caso que han hecho de nuestro idioma las autoridades educativas. No les interesa que nuestros jóvenes lo aprendan. Usted puede comprobar lo que aseguro de una manera muy simple. ¿Cuántos profesionales conoce usted que escriban o hablen con corrección?. De los que yo conozco, si utilizara mis dedos para contar por ellos, me sobrarían “muchos” dedos. Ésa es nuestra triste realidad…”

* Lea por favor, le puede ser muy útil…..” Chiquillas y chiquillos, la clase de Español va a empezar”

En español, el plural en masculino implica ambos géneros, así que, al dirigirse al público, NO ES NECESARIO NI CORRECTO decir “mexicanos y mexicanas”, “chiquillos y chiquillas”, “niños y niñas”, etc., etc, como un ignorante entonces, candidato a la primera Magistratura de la Nación, puso de moda, y hoy en día, muchos continúan en el error, bajo la bandera del respeto a la equidad de género…( Ahora, si el uso ya fue autorizado por la Real Academia Española, no queda más que ser ortodoxo).

Decir ambos géneros es correcto solo cuando el masculino y el femenino son palabras diferentes, por ejemplo:” mujeres y hombres “ , “damas y caballeros” etc.

· Otro detalle lingüístico….¿Presidente o presidenta…? Se reitera el hecho de que no se está en contra del género femenino, sino del mal uso del lenguaje.

En español existen los participios activos como derivados verbales:

El participio activo del verbo atacar, es atacante; el de sufrir, es sufriente; el de cantar, es cantante; el de existir, es existente; el del verbo ser, es ente; y el que es, es el ente, o sea, tiene entidad, por esta razón, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se le agrega la terminación “ente”

Por lo tanto, la persona que preside, se le dice presidente, no presidenta, independiente de su género.se dice estudiante, no estudianta; adolescente, no adolescenta; comerciante, no comercianta; etc.

Un mal ejemplo sería: La pacienta era una estudianta adolescenta sufrienta, representanta de las cantantas…..Qué mal suena ahora Presidenta, ¿no?. Por eso es bueno aprender de qué y cómo estamos hablando.

Por lo anterior expuesto, me permito formularles la atenta sugerencia – si a bien lo tienen – con el propósito de compartir con nuestros conocidos o amigos, esta modesta aportación, con la esperanza de que llegue a los dichosos hogares, a las instituciones y a las dependencias administrativas y de función pública, a fin de procurar por el buen uso de nuestro Español.

**Julio Cortázar, un excelente escritor argentino sostenía: “La coma, esa puerta giratoria del pensamiento…”

Lee y analiza la siguiente frase:

“Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría en cuatro patas en su búsqueda...”

Si usted es mujer, con toda seguridad colocaría la coma después de la palabra __________

Si usted es varón, con toda seguridad colocaría la coma después de la palabra __________