Domingo, 26 Enero 2020 13:37

Impulsa Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez el talento artístico de jóvenes Destacado

Escrito por Comunicado
Valora este artículo
(0 votos)
  • El mundo del baloncesto, en shock tras la repentina muerte de uno de sus más grandes referentes

  • Siempre destacó la calidad de los jugadores europeos

  • Llegó a rechazar una oferta del Barça para jugar la Euroliga

Días tristes, muy tristes para la familia del baloncesto. Una leyenda, un icono, un mito de este deporte nos ha dicho adiós a los 41 años de edad tras un trágico accidente de helicóptero este pasado domingo. Mirotic, Pablo Laso, Llull, Rudy... La familia de la Euroliga se ha volcado también con la muerte de uno de los deportistas más queridos. 

La Mamba Negra nos regaló un palmarés increíble: promedió 25 puntos, 5,2 rebotes, 4,7 asistencias y 1,4 robos por partido durante 20 temporadas en la NBA. Ganó cinco anillos de campeón de la NBA, fue dos veces MVP de las finales, una vez MVP de la Temporada Regular, 18 veces All Star, cuatro veces MVP, récord histórico, del All Star, ganó dos Oros Olímpicos, es el actual máximo anotador de la historia de los Lakers y también de la historia del All Star. 

SIPA.00607254000002

Pero Kobe Bryant también coqueteó con el baloncesto europeo. El ex de los Lakers empezó a jugar al baloncesto con sólo seis años en Italia, donde nació. Allí fue donde tuvo su primer contacto con el baloncesto europeo, para luego terminar siendo una figura de la NBA. En el All Star de 2016 hizo pública una oferta que había tenido para jugar la Euroliga, una de sus competiciones favoritas por el nivel de calidad de la misma. "Sí, recibí la llamada del Barcelona para jugar pero dije que no. Claro que me hubiera gustado en otro momento, pero yo ya me he ido", comentaba la Mamba Negra. 

Los que le conocían señalaba que siempre que hablaba con sus amigos Pau Gasol, Tony Parker u otros iconos del baloncesto europeo, siempre se interesaba por las costumbres del viejo continente, por sus comidas, y como no, por su baloncesto. Hablaba perfecto español e italiano y tras retirarse en 2016, hizo varios viajes por Europa para disfrutar del baloncesto: se vio en Grecia con Spanoulis, estuvo en Holanda y por supuesto, en España, donde compartió confidencias con su gran amigo, Pau Gasol. 

WORLDBASKETFESTIVAL_VIC_8970

Siempre tuvo buenas palabras para la Euroliga y el baloncesto europeo: "Pienso que los jugadores europeos son mucho más talentosos que nosotros, los norteamericanos. Simplemente se les enseña la forma correcta de jugar a este juego a una edad temprana. Nosotros tenemos que incidir en eso, en enseñar a jugar a nuestros hijos, como juegan los europeos".